Microcuentos

«Aquel mustio y seco árbol se retorció y encerró en sí mismo para nunca más salir, pero un fresco día de primavera sintió brotar de sí hojas con el más puro verde , de su dicha hermoso de nuevo se tornó.» – Jesús Andrés Barrios

«Su pelo olía a mar y a brisa fresca, era tan adictivo como el olor a pan recién orneado, no había nada que le gustase más a él, sólo pensaba en volver junto a ella y fundirse.» – Jesús Andrés Barrios

«Su cuerpo de cristal temía el más mínimo golpe, tan frágil y bella pensó en que lo mejor sería apartarse, lo que no sabía es que su corazón estaba formado por el más duro diamante.» – Jesús Andrés Barrios

«Su tez suave como el terciopelo se tornó áspera como la piedra, su pelo antes castaño con la fuerza y viveza de un roble perdió su color, y aquellos ojos que antes hubieran sacado la sonrisa del niño más tímido ahora parecían nebulosas negras sin vida. » – Jesús Andrés Barrios

«Su hombro en aquellos momentos tan difíciles fue mucha más ayuda de lo que jamás hubiera pensado. Los verdaderos héroes andan escondidos en personas cotidianas. » – Jesús Andrés Barrios

«Brillaba; era pura luz, tan luminoso resplandecía que nadie se atrevía a mirarle a los ojos.» – Jesús Andrés Barrios

«Las lágrimas caminaban por su dulce piel como delicadas gotas de rocío, y con ellas se desvanecía su dolor.» – Marta Alberca

«Las cartas estaban sobre la mesa, las apuestas cesaron, y con una sola mirada se adivinó toda la verdad: la guerra había comenzado.»  – Marta Alberca

«La fiel amante de un guerrero será siempre su espada, mientras que la fiel compañera de la guerra será la muerte.»  – Marta Alberca

«¿Por qué no podríamos ser agua y recorrer el mundo como almas libres de dolor?»  – Marta Alberca

«Aquel desdichado chico pasaba más tiempo soñando despierto que en su realidad, decía que todo cambiaría a mejor y se convencía de ello.» – Jesús Andrés Barrios

«Iba caminando por las calles delicadamente, flotando, sintiéndose etérea, imaginando mundos ilusorios tan frágiles como pompas pero tan reales para ella como el respirar.» – Jesús Andrés Barrios

«Su corazón latía con fuerza, sus miradas se encontraban después de mucho tiempo, ambos corrieron al encuentro del otro pero al rozarse ella despertó y sintió bajar por su mejilla una lágrima.» – Jesús Andrés Barrios

«Sus rasgos se volvían pétreos mientras sus pupilas negras devoraban lo que quedaba de su persona. Cuando le preguntaron que había deseado ella solo dijo:
– Sólo desee no volver a amar.» – Jesús Andrés Barrios

«Miró hacia el cielo y vio clavados cientos de ojos que la miraban, se sintió pequeña, insignificante, y fue entonces cuando voló.» – Jesús Andrés Barrios

«La luna era cómplice de sus quedadas a medianoche y fue la primera y la última en llorar su despedida.» – Jesús Andrés Barrios

«La oscuridad se sentía invencible, engullía todo a su paso, pero pronto algo perfiló su infinita inmensidad, un haz de luz en el horizonte dibujaba.» – Jesús Andrés Barrios

«La tormenta arreciaba sus cuerpos haciéndolos parecer títeres de tela, bailando al son del poderoso elemento, vagando sin un rumbo fijo.» – Jesús Andrés Barrios

«Su sonrisa estaba llena de amargura aunque lo quisiera ocultar, aquellos ojos pardos relataban incesantes.» – Jesús Andrés Barrios

«La bruma purpúrea se extendía hasta donde mis ojos podían ver, la mañana estaba fresca y la ciudad empezaba a despertar con un aire optimista.» – Jesús Andrés Barrios

«Mientras el le regalaba rosas y alegrías, ella le escondía puñaladas y desprecios.» – Marta Alberca

«Como la vida de una rosa, ella gozo de belleza y sentimiento, pero cuando esta se marchitó, nadie la recordó.» – Marta Alberca

«Un principe no tiene la obligación de ir a rescatar a una princesa, ni esta tiene porque necesitar ayuda cuando se encuentra en apuros.» – Marta Alberca

«El espejo siempre mostrara la apariencia que muchos criticaran o amaran, pero no podrá mostrar el interior que nunca deberá ser puesto en evidencia.» – Marta Alberca

«Como un animal salvaje, su furia creció hasta que acabo con el ultimo destello de vida que quedaba a su alrededor.» – Marta Alberca

«El miedo se apoderó de ella como si se adentrara a la boca del lobo, pero hasta en la mas profunda oscuridad, pudo divisar un atisbo de esperanza.» – Marta Alberca

«Las paredes de su mente se cerraban lentamente, y lo único en lo que podía pensar era en como recibiría la visita de su vieja amiga: la soledad.» – Marta Alberca

«Con una ultima mirada al cielo azul añil y estrellado, su alma se desprendió de su cuerpo dejando una gran calma a su paso.» – Marta Alberca

«La nieve empezaba a caer como si fuera a tapizar todo el pasado para dar paso a un nuevo año, con unas nuevas emociones, perspectivas, ilusiones y propósitos.» – Jesús Andrés Barrios

«El viento mecía su pelo como lo hacía con las olas, el olor a mar la golpeaba, ella esperaba varada buscando con la mirada un barco que apareciese en la distancia.» – Jesús Andrés Barrios

«Aquel insignificante desliz derrumbó todo un inmenso destino procurando un final alternativo, tapiando por completo el final esperado que todos daban ya por verdadero.» – Jesús Andrés Barrios

«Su rostro enmudeció y su cara puso una mueca de terror. Podía engañar hasta al más desconfiado de los hombres, pero frente al espejo no pudo engañarse así mismo y en su reflejo vio sus peores pesadillas cumplidas.» – Jesús Andrés Barrios

«Aquella perfecta rosa no poseía defecto alguno, era la más hermosa flor coronada de pétalos, la que mejor olía con su embriagador perfume y la más fuerte con sus implacables espinas. Pero también su punto débil pues llamaba la atención de todas las bestias del bosque.» – Jesús Andrés Barrios

«Sus rostros se encontraron en una mirada apasionada, ella intentaba mantener las formas todo lo posible, pero él sonrió con la sonrisa más picara que jamás pudiera haber visto y no pudo evitar que sus mejillas se sonrojaran hasta arder.» – Jesús Andrés Barrios

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Microcuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s